Recupera en un momento los datos de tu pendrive

¿Quién no lleva consigo un pendrive siempre? Su formato, pequeño y manejable, permite que lo lleves en un bolsillo de la mochila o en un bolso, tenerlo a la mano si tienes que hacer uso de él: almacenar un documento del trabajo, llevar algo a imprimir, copiarte un archivo audiovisual de un amigo…

Lo tienes ahí por lo que pueda pasar hasta que llega ese día fatídico en que se estropea, y pensando que iba a funcionar correctamente toda la vida, no te había dado por hacer una copia de seguridad. No hace que te compadezcas de ti mismo, hay maneras de solucionar este desaguisado, algunas de las cuales recopilamos en este artículo que, esperemos, te sirva de ayuda.

Recuperar archivos USB dañado o no reconocido

Ya viste la famosa ventana emergente con el mensaje “Formatear el disco en la unidad para poder usarlo”, ¿cierto? Sí, tu USB está dañado, pero no has perdido su contenido para siempre. De momento, no vas a necesitar formatearlo, así que cuando te aparezca ese mensaje haz clic en “Cancelar”.

Descárgate el programa Data Recovery Wizard, vas a necesitarlo para proceder a conseguir esos datos borrados. Para ello puedes ir a la página oficial, a easeus.com/datarecoverywizard/, y descargar la versión gratuita (la oficial cuesta unos 70 dólares). Si acostumbras a descargar programas, ya sabrás lo que viene después: abrir la carpeta de destino y ejecutarlo, para que comience la instalación.

datos usb dañados

Aunque parezca de perogrullo, el programa te pedirá no ser instalado en aquella unidad dañada. No está de más recordarlo, porque aunque no instalarías el programa en un pendrive, si podrías hacerlo de forma accidental en un disco duro interno dañado. Data Recovery Wizard es bastante potente y puede recuperar también información en ese caso, siempre que lo instales en la unidad adecuada.

Una vez está el programa instalado en tu PC, puedes comenzar el proceso, que es bastante sencillo. En primer lugar, te encuentras la opción “Deleted File Recovery”, que solo sirve cuando se ha borrado un archivo de un dispositivo sin formatear USB. “Complete Recovery”, por su parte, sirve para ese USB no se reconoce o tiene que ser formateada, mientras que “Partition Recovery” sirve para trabajar sobre una partición. En este ejemplo, es la segunda opción la que nos interesa, por lo que hay que hacer clic sobre ella.

La segunda pantalla del programa te permitirá seleccionar por categorías aquellos archivos que realmente quieras rescatar, es decir, si se trata de imágenes, vídeos, audios… Será luego cuando te pregunte por la unidad de la que quieres conseguir esos archivos, para lo que tendrás que quedarte con la letra correspondiente al puerto en el que se halla (:F, :K…). Para facilitarte la tarea, también te muestra la marca del dispositivo (Kingston, Toshiba…) y su capacidad, para que sea más fácil aún identificarlo. Cuando lo hagas, selecciónala y pincha en “Siguiente”. Se iniciará entonces un proceso de escaneo que durará según la capacidad del dispositivo y el uso que de la misma hayas hecho.

Una vez termine, el programa mostrará los archivos que haya logrado rescatar. Ya solo se trata de que selecciones el que quieras y le indiques un carpeta de destino.

Recupera los datos de un pendrive (desde Mac)

Los usuarios de Mac, como todos los demás, también sufren las consecuencias del paso del tiempo o del mal uso en sus dispositivos, pero también puede rescatarlos. Te proponemos, en este caso, Mac Data Recovery. Una vez descargado, ya sabes que se trata de abrir y arrastrar el icono del mismo programa hasta la carpeta de Aplicaciones.

Cuando lo tengas instalado, ábrelo, tras ingresar la contraseña de usuario de Mac. Entre las opciones que te aparecen, haz clic en la que más te interesa según tu necesidad, aunque en nuestro ejemplo utilizaremos “Lost File Recovery”. Selecciona a continuación el dispositivo que contiene (o debe contener) esos archivos que quieres reparar y a los que no puedes acceder por la vía normal.

Cuando lo hayas hecho, marca la casilla “Deep Scan” que aparece en la parte inferior, ya que será más probable que el programa encuentre el archivo o archivos que andas buscando. Pincha en “Scan”, en la parte superior (aparece con un icono) para que comience el escaneo. Como es habitual, tardará según la capacidad de tu dispositivo, horas si se trata de un disco duro, probablemente. A la izquierda te irán apareciendo carpetas contenedoras de los archivos que Mac Data Recovery va encontrando.

El programa sirve también para recuperar archivos de USB formateado, y es capaz de encontrar un alto porcentaje de esos archivos que considerabas perdidos.

Cómo evitar que tu USB se dañe

Tanto si has conseguido reparar tu USB como si has optado por adquirir una nueva unidad, estos consejos pueden irte bien. El que un pendrive se dañe no tiene siempre que ver con la dichosa obsolescencia programada, también con el uso que tú hagas de la misma.

Es necesario que protejas la memoria Flash. Utiliza un buen antivirus para mantener a salvo éste y otros dispositivos portátiles, teniendo en cuenta el gran número de equipos en el que es introducido a lo largo de su vida útil, y que no todos son igual de fiables.

Los virus, precisamente, son uno de los principales enemigos de tu sistema, así que debes mantenerte alejado de ellos. Hay programas que impiden que los USB que portan un virus se arranquen de forma automática (como es el caso de Autorun USB Helper). Podrás evitar que tu equipo se contamine con un USB extraño o con alguno de los tuyos que ya ha sido irremediablemente infectado.

Otras herramientas útiles son USB Safeguard, que protege tu pendrive con una contraseña para evitar que la información puede ser vista si caen en manos de terceras personas; o Pendrive Reminder, que te avisa constantemente de que hay un dispositivo conectado. Es útil para no dejarlo nunca atrás, ya estés en tu casa o estés en la sala de informática de la universidad… expuesto a virus.

Si no has encontrado lo que buscas, quizá te puede servir…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *